Somos una Empresa Familiar que nace en los años 90, del proyecto de tres hermanos cuya vinculación con la viña se remonta anteriores generaciones.

Nuestro pueblo es Roa de Duero, villa con mucha historia y tradición vitivinícola, donde actualmente se encuentra la sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero.

El objetivo más importante que tenemos es mejorar día a día la calidad de nuestros viñedos, ya que creemos que ahí radica -en un porcentaje muy alto- la esencia de los buenos vinos.